Patentando la naturaleza

Puede parecer sorprendente, pero según el Weill Cornell Medical College, aproximadamente un 40% de tus genes están patentados por empresas, universidades o institutos de investigación. No estoy hablando de secuencias de ADN diseñadas por el ser humano, lo cual tendría mucho sentido (pues no deja de ser una obra de ingeniería), sino de los genes que posees, que han evolucionado durante miles de millones de años. Esta práctica, sin embargo, fue puesta en entredicho en mayo del 2009, por la American Civil Liberties Union.

BRCA1Los genes BRCA1 y BRCA2 pertenecen a un conjunto de Institutos y Universidades, y a Myriad Genetics. No sólo los genes en sí, sino cualquier test para saber si estos genes que posees están mutados o no. BRCA1 y BRCA2, cuando están mutados, predisponen a aquellos que los poseen a padecer cáncer de mama y ovarios. He aquí la gravedad del asunto. Sólo los laboratorios de Myriad Genetics pueden realizar este tipo de pruebas. Estos laboratorios ofrecen un primer test, pero éste tiene un porcentaje de errores relativamente alto. Debido a ello, Myriad Genetics ofrece un segundo test por $700.

Eileen Kelly fue diagnosticada de cáncer de mama. Aunque la mayoría de cánceres de este tipo no tienen un origen genético, es conveniente hacer el test correspondiente para asegurarse. Éste mismo dio negativo, dejando libre de peligro a sus familiares. La sorpresa para la familia vino cuando dos años más tarde, Kathleen, la hermana de Eileen, fue diagnosticada con cáncer de ovario avanzado. Ambas hermanas tenían las variantes de los genes BRCA1 y BRCA2 que aumentan las posibilidades de desarrollar cáncer de mama y ovario. Kathleen explica que estuvo cinco años viviendo con un 20% de probabilidades de sobrevivir debido a que no pudo diagnosticarse su cáncer a tiempo. Myriad Genetics consideró que no era necesario hacer el segundo test en Eileen, y está claro que se equivocó. Se equivocó hasta tal punto que una persona casi muere de cáncer. Y no sólo eso, sino que el precio del segundo test es tan elevado, que muchas familias no pueden permitírselo. Aquí no existen leyes de la oferta y la demanda, no hay regulación del mercado ni nada por el estilo: Myriad genetics tiene tu vida a la venta, y vale $700.

A continuación os dejo el vídeo de la ACLU sobre este tema. Afortunadamente, el pasado Lunes 15 de Abril la US Supreme Court escuchó los argumentos de ambas partes y a finales de Junio se resolverá el caso.

Como bien exponía Michael Crichton con su paupérrima prosa en la novela Next, el tema de las patentes en la biología molecular se nos está yendo de las manos. Es inaceptable que se llamen inventions a secuencias de genes que poseemos todos los seres humanos, pero más inacepable todavía es que haya gente que corra peligro debido a ello. Las patentes deben estar ahí para incentivar la investigación, asegurando ganancias a aquellos centros e institutos que hayan invertido una cantidad considerable en una serie de estudios, y no para enriquecerse a costa de la vida de las personas y a costa del avance de la ciencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s