Explicando la evolución: La primera célula eucariota

Es muy interesante leer en Internet a gente decir que la Teoría de la Evolución necesita ser revisada. Argumentan que Darwin vivió antes de que se supiera siquiera lo que era un gen, y por lo tanto antes de la genética moderna. Digo que es interesante, porque demuestra una soberbia descomunal acompañada de toneladas de ignorancia detrás. La teoría de la evolución está en constante discusión.

Para ejemplificar esto, vamos a remitirnos a una de las teorías evolucionistas más aceptadas en la comunidad científica: la endosimbiosis.

Uno de los mayores problemas de la teoría evolutiva era que fallaba a la hora de explicar el paso de células procariotas a eucariontes. Si bien ambos tipos celulares comparten muchas características (mismo código genético, vías metabólicas compartidas, etc), las diferencias son tan abismales, que parecía imposible explicar el paso de un tipo a otro mediante una evolución suave y progresiva como la que contempla el neodarwinismo gradualista.

Eucaryotie_ProcaryoteUn creacionista podría estar ya frotándose las manos, pero por suerte, fue una científica la que intervino. Lynn Margulis propuso una de las teorías más descabelladas que jamás he oído: que las células eucariontes provienen de una serie de fusiones entre diferentes tipos de procariontes. Según su hipótesis, el núcleo eucarionte proviene de una primera fusión entre una espiroqueta y una arquea. Más tarde, se daría otra fusión entre procariontes que , daría lugar a las mitocondrias. Finalmente, para cerrar el último interrogante abierto, una última fusión originaría los cloroplastos, creándose así los primeros eucariontes fotosintéticos.

Debido a la inercia que presentan las ideas en los seres humanos (por muy científicos que sean), esta idea no fue aceptada fácilmente. Sin embargo, finalmente todos cayeron ante la evidencia. Si bien no todo lo que dijo Lynn Margulis era cierto, sí es verdad que las células eucariontes provienen de una fusión entre una Arquea y una Bacteria. Los eucariontes son células quiméricas.

PhylogeneticTree_Woese_1990Si nos fijamos en el árbol filogenético que realizó Woese gracias a comparar los genes que codifican para el rRNA, vemos que Eucariotas y Arqueas comparten un antepasado común muy cercano. Según esta filogenia, podría haber habido una evolución Darwiniana, que llevara de Bacterias a Arqueas y más tarde a Eucariotas. Sin embargo, si en vez de comparar genes del rRNA escogemos un número diferente y más elevado de genes para dibujar nuestro árbol la cosa se complica: los Eucariotas comparten muchísimos genes con las bacterias (muchos relacionados con el metabolismo), mientras que a su vez también poseen genes genuinamente Arqueanos (aquellos relacionados con el empaquetamiento, síntesis y transcripción del DNA).

Pero hay mucho más:"Reitender Urzwerg" kleinstes Lebewesen der Welt

  • Las mitocondrias poseen DNA y se replican autónomamente.
  • El DNA se estructura igual que en las bacterias (circular de doble cadena)
  • Las mitocondrias y los plastos poseen ribosomas parecidos a los procariotas y sintetizan proteínas.
  • Mitocondrias y plastos tienen doble membrana (tal y como cabría esperar según la teoría).
  • Existen pruebas en otros organismo del tipo de interacciones que fueron necesarias para que se diera la endosimbiosis (Nanoarchaeum equitans con Ingiococcus sp).

La endosimbiosis permite explicar cómo apareció la primera célula eucariota. Un organismo termoacidófilo (que vivía en lugares extremadamente calientes) se alió con una bacteria respiradora de oxigeno. La respiradora era capaz de acabar con el oxigeno (tan letal para la mayoría de organismos de aquella época) y de proporcionar energía a ambas células, lo que permitió que la Arquea pudiera crecer y crecer a la vez que aumentaba su complejidad. Los procariotas tienen la maquinaria de obtención de energía en su membrana celular, lo que les limita mucho el tamaño: si crecen mucho, su volumen respecto a su membrana será muy alto, con lo cual no podrán producir suficiente energía para subsistir. Esta unión rompió aquella limitación, permitiendo que, tras la incorporación de la bacteria dentro del citoplasma de la Arquea, ambas pudieran aumentar su complejidad enormemente.

Y he aquí un ejemplo de cómo la teoría Evolutiva sigue evolucionando, de cómo hay una serie de problemas todavía no resueltos que no se omiten (en aquél entonces, el origen de las células eucariontes; ahora, por ejemplo, el origen del núcleo). Se sigue investigando el origen del flagelo bacteriano, se ha investigado mucho sobre el origen del ojo humano y sobre su parecido con el de los cefalópodos… Pero ningún interrogante puede ser pretexto para incorporar el creacionismo como una respuesta válida: en cualquier caso, tendría que ascender al nivel de teoría por sus propios méritos, y no por la incapacidad de las demás teorías de responder a las dudas que se plantean.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s