Abortos, cigotos y argumentos estúpidos

embrion¿Está vivo un cigoto? Por muy polémica que pueda ser esta pregunta, la respuesta real está clara: desde luego que sí. Pero contestar “sí” a una pregunta de esta complejidad peca demasiado de simplista como para satisfacer a nadie. Por este motivo, voy a ahondar un poco más en esta cuestión y para ello empezaré por el principio.

¿Qué es estar vivo?

Junto a esta pregunta, la anterior queda básicamente a la altura del betún en lo que a complejidad se refiere. Por mucho que nos duela, nadie ha dado todavía una respuesta satisfactoria a esta pregunta. Cuando digo satisfactoria, está claro a quién me refiero que hay que satisfacer: a la comunidad científica. Por este motivo, de nada nos sirve remitirnos a wikipedia para buscar en ella la luz. Sí hay una respuesta ampliamente aceptada por los científicos, pero no exenta de objeciones; a saber: un ser vivo es un ente en el que se produce una disminución continua de la entropía. Antes de continuar, hay una cosa que quiero aclarar: definir la vida es tan sumamente difícil, que incluso los científicos han acabado definiendo a aquello que la posee, esperando que de este modo se esclarezca el concepto. Tal vez ellos queden medianamente satisfechos con esta definición, pero el común de la población estará de acuerdo en que esto y nada es parecido. ¿Qué diantres es la entropía?

No soy físico, ni tampoco químico, así que la definición que daré será muy simplista, pero para el caso ya nos valdrá. Entropía significa desorden. Una molécula larga, compleja, llena de diferentes elementos enlazados está más ordenada que todos esos elementos volando libremente por la atmósfera en forma de gas. ¿Qué posee más entropía, un edificio de 10 pisos o una montaña de ladrillos mezclada con mortero, hierro y cemento? La respuesta es obvia. Podríamos decir que con las moléculas pasa algo parecido, pero hay algo más: una ley de la naturaleza ineludible nos dice que todas las reacciones que se den en un sistema cerrado tenderán a aumentar la entropía. Esta ley es la segunda ley de la termodinámica (sí, esa tan esgrimida por los creacionistas). ¿Qué es un ser vivo, entonces? Un ente (un “algo” diferenciado de lo demás) que es capaz de revertir esta tendencia: puede aumentar su “orden” interno de forma constante. Tal vez la definición pueda parecer un poco abstracta, pero con algún ejemplo quedará bastante claro.

Nosotros, como seres vivos que somos, aumentamos nuestro orden interno constantemente. La concentración de azúcar en sangre está perfectamente regulada en nosotros, el oxigeno que en ella se encuentra también, así como nuestra temperatura. Mientras tanto el universo trata de arrebatarnos todo ese orden: pretende igualar nuestra temperatura con la suya, intenta homogeneizar todo lo que en él se encuentra; ese es el sentido de la segunda ley y hay que cumplirla. Bajo este prisma nos plantearemos la pregunta: ¿está vivo un cigoto?

Embryo_DaVinciPues seguimos en las mismas: sí. Pero, ¿es un ser humano? Pues está claro que no. Sí que tiene la potencialidad de serlo, eso es verdad, pero también la de no serlo. De hecho, el concepto de potencialidad es demasiado amplio. El cigoto puede desarrollarse y resultar en la formación de un ser humano, pero también puede ser abortado. Yo estoy potencialmente muerto a la vez que soy potencialmente multimillonario. No podemos tratar a un organismo por lo que puede llegar a ser. No obstante, sí hemos dicho que está vivo. “Es un ser vivo y debe ser tratado como tal”. Hombre, pues no. Los queratinocitos de la capa basal de la epidermis son brutalmente asesinados cuando nos rascamos con mucho ímpetu, y no veo a nadie alarmarse por ello.

Las críticas al aborto o a la experimentación con células madre embrionarias deben apoyarse en otro tipo de argumentos. De hecho, hablando siempre de los primeros estadios del embrión, antes de la consolidación del sistema nervioso, ninguna crítica a estas prácticas es consistente. Un conjunto de células sin un control como el que da el sistema nervioso ni siquiera puede ser considerado un “organismo vivo”. Lo será cada uno de sus componentes (como lo son mis enterocitos del intestino, por ejemplo), pero no constituirán un ser humano en ningún caso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s